Cada día, cientos de periodistas en todo el mundo inundan las redes y los diarios tradicionales con la información que acontece en las comunidades y ciudades de sus países; ya sea en temas económicos, políticos, sociales, deportivos y hasta de farándula, sin embargo con la apertura del periodismo ciudadano vos podés contar qué sucede en tu entorno.

La Real Academia Española (RAE), define noticia como “información sobre algo que se considera interesante divulgar”, para esto la redacción debe ser objetiva, sin incluir la opinión de quien la transmite.

Priorizar lo más importante

A la hora de escribir, debemos tomar en cuenta que el texto debe ser preciso, de fácil compresión y responder a las preguntas básicas de quién está involucrado, dónde ocurrió la noticia, cuándo se dieron los hechos, por qué y para qué ha pasado.

Una vez tengamos esa información debemos estructurarlas iniciando con lo más importante que hayamos recopilado de acuerdo a nuestro criterio en función de las prioridades de nuestra comunidad.

Además, debemos auxiliarnos de audios, fotografías y videos que evidencien la situación que hayamos descrito. En algunos casos estos recursos no estarán al alcance, para eso utilizamos imágenes ilustrativas, pero siempre debe haber un soporte para fundamentar nuestro texto.

Para la redacción de la noticia, debemos tener en cuenta que vamos a informar tal como han sucedido los hechos, sin restar ni exagerar información y de la manera más clara y transparente posible.

¿Cómo estructurar el texto?

Una vez que tenemos todos los elementos ya explicados, nos disponemos a organizarlos. Se debe recordar que toda noticia debe llevar un título que informe lo que se va abordar y una entrada que resuma las respuestas de las preguntas más importantes.

Seguido de eso, debemos dar detalles e incluir declaraciones de las personas implicadas en el acontecimiento para darle más fortaleza a nuestro texto.

Antes de finalizar nuestra noticia, asegúrate que no lleve muletillas y que los signos de puntuación estén ubicados de forma correcta.

A tomar en cuenta

El periodista y catedrático español Enrique Bullido, recomienda separar la forma de hablar con la de escribir y ubicarse en el lugar del lector para determinar si el texto es comprensible tanto para una persona bien informada como para aquella que no conoce nada del tema.