Los equipos móviles y la continua actualización de aplicaciones han transformado la vida laboral de los usuarios en cualquier profesión y ha marcado aún más a quienes procesan y publican información a diario: hablamos de los periodistas y comunicadores en Nicaragua.

Al respecto, Vladimir Vásquez, periodista especializado en tecnología y director del sitio Terabyte Nicaragua expresó que los periodistas actualmente deben realizar muchas más tareas que hace 20 años, pero que gracias a las tecnologías, cuentan con las herramientas para ello.

Según Vásquez, un periodista digital e incluso algunos tradicionales, ya no pueden darse el lujo de solo saber encender una grabadora o escribir en computadoras, sino que deben saber algo de redes sociales, manejos de administradores web, deben conocer de SEO y de herramientas tecnológicas para hacer su labor de informar.

“Aquí es donde las aplicaciones suelen salvarnos la vida laboral porque nos facilitan hacer estas tareas de forma más práctica y rápida”, refirió Vásquez.

Aplicaciones móviles imprescindibles

Si bien, las aplicaciones que un periodista debe tener a su alcance van a ir siempre en dependencia del área en la que se está desempeñando, Vásquez consideró que de manera general es de mucha utilidad una app de verificación de imágenes, otra de edición de fotografía y video, una grabadora de audio y por último la app del administrador de contenido para redactar y publicar sin inconveniente cuando se debe entregar material desde el terreno y no es posible acceder a una computadora.

Para quienes no son nativos digitales y buscan utilizar la tecnología en el ejercicio de su profesión, Vásquez indicó que en principio deben comprender que digital no significa “pegar muchas fotos en un texto, (…) digital es un trabajo más amplio”, enfatizó el periodista.

Y agregó que lo más importante para estos periodistas, es que pasen por un proceso de reconstrucción para que la forma tradicional de hacer periodismo no interfiera con las ganas de hacer digital, sino que la complemente y fortalezca.

Además, dijo Vásquez, los periodistas de generación anterior deben comprender que son otros tiempos y que es importante que existan “buenos medios digitales, no solo medios digitales”: “No basta con crear una página, ponerle un nombre moderno y llenarla de contenido al estilo de los viejos periódicos con texto y fotos”.

Resistencia al cambio

A criterio de Vásquez, adoptar herramientas tecnológicas al ejercicio periodístico en Nicaragua ha sido un proceso difícil y se ha complicado debido “a la gran resistencia al cambio que existe” y a la oposición a los cambios que se ve, por ejemplo, en algunos medios nacionales que hasta hace pocos años había editores que regañaban a los reporteros que conseguían datos en redes sociales y gerentes y directores que, al contrario, querían ver publicado en sus sitios todo lo que circula en redes sociales.

Vásquez refirió también que muchos periodistas tuvieron en su momento la oportunidad de aprender a hacer periodismo digital, pero hubo muchos que no quisieron porque pensaron que el trabajo sería eterno en los periódicos, radios y estaciones de televisión tradicional.

Como resultado de esa resistencia, muchos de ellos se han visto obligados a aprender rápido para poder sobrevivir con sus medios o sobrevivir en sus puestos. “A algunos les va bien, se adaptaron, a otros solo se les ve haciendo periódico en páginas web”, lamentó Vásquez.