El coronavirus continúa afectando a gran parte del mundo, por consiguiente las noticias relacionadas a este virus se seguirán leyendo en todos los medios de comunicación y el uso correcto de fuentes, gráficos, términos y conceptos es primordial.

Recientemente la Fundación Gabo presentó el libro digital o ebook  Epidemiología para periodistas, basado en seminarios web organizados por la fundación e impartidos por expertos internacionales.

DESCARGAR LIBRO EN PDF
 El documento ofrece a los periodistas herramientas y técnicas para contar con mayor precisión todo lo relacionado con el coronavirus y sus efectos sociales, emocionales y médicos.

En principio se plantea el rol de la epidemiología como disciplina híbrida de las ciencias biológicas y las ciencias sociales, caracterizada por ser la piedra angular de la salud pública.

“Tiene como propósito establecer la distribución y los determinantes de los distintos eventos de salud, como las enfermedades, la mortalidad prematura y la discapacidad”,  explica el ebook.

Lea de Literal: ¿Son las redes sociales la nueva tendencia de la educación del futuro?


Reportear sobre el coronavirus ha sido un reto para el periodismo pues en muchos países del mundo se les ha negado acceso a información de calidad. Literal/Pixabay

Utilizar investigaciones válidas

Una de las principales recomendaciones del ebook para los periodistas, es utilizar en sus trabajos periodísticos investigaciones válidas, mismas que deben seguir un proceso de diseño e implementación y presentar unas conclusiones convincentes.

Según el libro digital, los periodistas deben elegir de forma cuidadosa las investigaciones de tal forma que las noticias no sean confusas. Por esa razón se recomiendan leer artículos originales y utilizar herramientas de lectura crítica.

Además apoyarse de expertos, buscar posibles conflictos de interés de los investigadores antes de utilizar los resultados y tener en cuenta la jerarquía de la evidencia.

Problemas al traducir la evidencia desde el periodismo

El libro digital plantea también que para los periodistas existe una serie de barreras al momento de traducir la evidencia científica.

Entre esas barreras está el tiempo que disponen para redactar; pues mantienen un ritmo de trabajo más agitado que el de un investigador científico, que les deja poco tiempo para interpretar la información.  

Al mismo tiempo expone la falta de acceso que tienen los periodistas a revistas científicas o desconocimiento sobre cómo acceder directamente a material científico de calidad.

Le puede interesar: Entierros exprés: ¿por qué han dejado de ser noticia?

 

Para estar actualizados sobre la realidad del coronavirus en el mundo, los periodistas tienen que consultar múltiples fuentes y contrastar la información. Literal/Pixabay

La palabra como materia prima

Otro factor es el lenguaje, ya que en muchos casos existe dificultad para entender el lenguaje técnico propio de los científicos o desconocimiento del idioma en el que se publican las investigaciones.

De igual manera el libro señala que en muchas ocasiones los periodistas se enfrentan a las limitaciones de palabras en sus escritos, lo cual dificulta la posibilidad de mostrar los matices de la información que se está presentando plantea el documento.

Finalmente el libro recomienda la importancia de incluir gráficos en los trabajos periodísticos para ayudar a los lectores a discernir sobre las realidades del coronavirus.

Limitaciones en el ejercicio

A las limitantes señaladas por la Fundación Gabo, se le debe sumar la negativa de muchos gobiernos en el mundo para brindar a los periodistas información real sobre el comportamiento del virus y los efectos que ha tenido en determinado país.

Según la organización internacional Reporteros sin Fronteras (RSF), desde el inicio de la pandemia de Covid-19, se ha registrado violaciones al derecho de informar en 90 de los 193 países miembros de las Naciones Unidas.