Desde 1958 año en que la Organización Mundial de Periodistas (OIP), estableció el Día Internacional del Periodista, cada 8 de septiembre se conmemora a los hombres y mujeres de prensa que defienden la libertad de expresión en el mundo y que arriesgan su integridad con el único objetivo de informar; sobreponiéndose a los contextos hostiles, la represión y hasta la muerte.

En esta fecha se recuerda el coraje y la entrega del periodista Julius Fucik, quien en 1943 fue ejecutado en Berlín por los nazis.

Julius Fucik nació el 23 de febrero de 1903 en la ciudad de Praga, proveniente de una familia obrera. Estudió Filosofía en la Universidad de Plisen y en 1921 se afilió al Partido Comunista e incursionó en el periodismo; primero como crítico teatral y posteriormente como columnista político.

Con el paso del tiempo se convirtió en redactor en jefe del diario "Halo noviny", de línea cultural y política del Partido Comunista.

Fucik es autor de documentales como "En la tierra donde el mañana ya es ayer", donde relata la forma como el socialismo se construyó. Publicó también "Tvorba" su primera novela corta y "Teresita y el jovial embargador".

Puede descargar de forma gratuita: Reportaje al Pie de la Horca

Este periodista checo escribió para periódicos como El Socialista, La Fuente y La Vanguardia. Literal/Pixabay

Bajo seudónimo

En 1938 luego de la firma del denominado "Pacto de Munich", que buscaba ponerle fin a los conflictos armados, el gobierno de su país prohibió todas las publicaciones del Partido Comunista, sin embargo, Fucik continuó con su labor y publicaba artículos en la clandestinidad y bajo un seudónimo.

Para 1939, el territorio checo fue ocupado por parte del ejército de la Alemania Nazi y Fucik se vio obligado a ocultarse en casa de algunos obreros.

Durante este tiempo como perseguido político, se dedicó a estudiar historia y a restablecer contactos.

Además en nombre de la intelectualidad de su país, publicó la "Carta abierta a Goebels (Joseph)", ministro alemán de propaganda del régimen nazi. En esa carta se afirmaba que el pueblo checo continuaría en resistencia.

Más en Literal: Repudian agresiones sistemáticas a la Libertad de Prensa en Nicaragua

Esta obra ha sido traducida a más de 80 idiomas. Literal/Tomada de Internet

Al pie de la horca

El 24 de abril de 1942 fue apresado y el 25 de agosto del año siguiente, luego de feroces torturas, Fucik es juzgado en Berlín.

Desde la cárcel escribió el icónico “Reportaje al pie de la horca”, el que ha sido traducido a más de 80 idiomas y puede descargar de forma gratuita en Literal.

Lea más en Literal: La Costeñísima y Radio Darío: ejemplos de resistencia al poder represivo en Nicaragua

Crónicas desde el horror

En este trabajo periodístico, Fucik relata en forma de crónica y testimonio en primera persona, los horrores que vivió mientras se encontraba detenido.

Lo escribió en tiras de papel que su carcelero le proporcionó y logró sacar de la prisión.


Fucik trabajó de tornero en la fábrica de Ringhofer; gustaba del canto y actuaba en distinto teatros del país. Literal/ Pixabay

Fucik fue torturado, juzgado por el tribunal nazi en Berlín y sentenciado a pena de muerte, la cual cumplió el 8 de septiembre de 1943, a su cuarto día de condenado en el presidio hitleriano de Plotzensee, en Berlín.

Luego de la derrota de los alemanes, su esposa logró acceder al testimonio de Fucik, editarlo y finalmente publicarlo en 1945.