Huracanes, convulsión y violencia social, discursos públicos saturados con mensajes de odio y división, pandemia y pobreza crónica: es un breve resumen del estado de realidad que a diario viven los nicaragüenses.

Según María Hernández, Psicóloga Clínica, en el país la salud mental se ha visto afectada por tres fenómenos: la crisis socio-política de 2018 que causó desgaste mental, depresión y de suicidios; la actual crisis sanitaria por Covid-19 que se vive mundialmente y el paso de los devastadores huracanes Eta y Iota en un mismo mes.

Lea: 12 herramientas para estar al día con las tendencia en la redes sociales

Hernández argumentó que las secuelas mentales por la crisis de 2018 han provocado “un estado de estrés en la población por el cambio drástico del ambiente social, la saturación de información por parte de los medios de comunicación y el declive de la economía en los hogares de Nicaragua”.

Así mismo la experta refirió que la pandemia “nos ha dejado secuelas mentales como la ansiedad al pasar encerrados en nuestras casas, cambiar drásticamente nuestras medidas de higiene y el estar alerta todo el tiempo en cuanto no contagiarte de un virus peligroso y del que se sabe poco”.

El contexto social afectado en la manera en que pensamos, en la que actuamos y de qué manera vemos la vida. Literal/Pixabay

Inestabilidad y alarma

La especialista explicó que las secuelas mentales en los afectados por el paso de los huracanes son alarmantes y que requerirán políticas de atención masiva a corto plazo para evitar secuelas a largo plazo.

 “Se crea inestabilidad emocional desde que se es informado de los fenómenos y esto se complica cuando se es damnificada o damnificado porque la vida de las personas ya no es la misma de un día para otro”, advierte.

Miles de viviendas de familias costeras, comunidades enteras, quedaron destruidas y la población afectada hasta ha tenido que migrar de sus regiones de hábitat y convivencia social para sobrevivir.

Salud mental según la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud mental como “un estado de completo de bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

La OMS plantea además que la salud mental es un pilar central en el bienestar general de los individuos, sociedades y naciones en cualquier etapa de la vida.

Desafortunadamente, en la mayor parte del mundo, no se le acuerda a la salud mental y a los trastornos mentales la misma importancia que a la física; en rigor, han sido más bien objeto de ignorancia o desatención. 

Limitar el consumo de noticias es una de las recomendaciones importantes en épocas de crisis. Literal/Pixabay

Las noticias y sus efectos

Sin importar el tipo de situación que se viva, el flujo de información aumenta significativamente en épocas de crisis. Y esto aunque es de mucha ayuda para evitar mayores tragedias, a muchas personas les afecta de sobremanera por la dureza de las imágenes, videos y noticias que circulan.

Además:  Tips para hablar en público y comunicar tus ideas de forma exitosa

Ante esta realidad es importante que usted tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Limite la cantidad de noticias que consume.
  • Elija cuáles son los medios de comunicación que trasmiten información confiable y que son empáticos con los más afectados.
  • No se deje llevar por los titulares.
  • Resguardese en un lugar seguro y desconectese de los dispositivos electrónicos a determinada hora de la noche.
  • No comparte información que no esté confirmada.
Acorde con la OMS, gran parte del bienestar psicológico y la salud emocional tiene que ver con disfrutar de nuestra propia vida. Literal/Pixabay

Recomendaciones de la OMS para hacer frente a las crisis

  1. Haz un taller de inteligencia emocional

De acuerdo con la OMS, la Inteligencia emocional es uno de los constructos más importantes de la psicología en la actualidad, puesto que las personas emocionalmente inteligentes disfrutan de un mayor bienestar, tienen un mayor autoconocimiento, toman mejores decisiones, gestionan mejor el estrés

  1. Haz deporte

El bienestar general, como he comentado, está compuesto de tres grandes áreas: la salud física, mental y social. Estas áreas vitales se relacionan entre sí, por lo que gozar de una buena salud física tiene un impacto positivo en nuestro bienestar mental como recomienda la OMS.

También: Periodismo y desastres naturales: Consejos para sobrevivir e informar

  1. Practica actividades con las que disfrutes

Acorde con la OMS, gran parte del bienestar psicológico y la salud emocional tiene que ver con disfrutar de nuestra propia vida.

Saber qué nos gusta hacer, es el primer paso gozar de una vida plena. Una parte importante del bienestar social es tener un trabajo digno y estar bien económicamente, lo que influye en nuestra salud emocional, pero no todo en esta vida debe ser eso.

La organización hace referencia a incluir todas esas actividades que disfrutamos en nuestra rutina, para sentirnos plenos.

  1. Márcate objetivos realistas

A la hora de marcarse metas siempre es necesario tener en cuenta cuáles son nuestros recursos. Así mismo, los objetivos deben ser desafiantes, pero también alcanzables.

 Según la OMS, las personas emocionalmente inteligentes disfrutan de un mayor bienestar, tienen un mayor autoconocimiento y toman mejores decisiones. Literal/Pixabay
  1. Potencia las relaciones positivas

La OMS señala que, son varios los estudios que afirman que las relaciones interpersonales positivas influyen positivamente en nuestra salud emocional. ¡No solo eso! También influyen en nuestra salud general, incluyendo la salud física.

Uno de estos estudios es el que realizó el científico Yang junto a sus colaboradores, que, tras analizar la salud de las personas con relaciones interpersonales sanas y aquellas que se encontraban aisladas, encontró que las primeras gozaban de una mayor salud general: buena presión arterial, menos índice de masa corporal, etc.

  1. Vive el presente y practica la aceptación

Con base a estudios científicos, la OMS también afirma que las personas que practican Mindfulness, es decir, que desarrollan un estado mental en el que centran su atención en el aquí y el ahora, con una actitud de compasión y no enjuiciamiento, gozan de una mejor salud emocional.