Según el medio digital Xataka, VPN son las siglas de Virtual Private Network, o red privada virtual que, a diferencia de otras palabras informáticas más crípticas como DNS o HTTP, sí nos dan pistas bastante precisas sobre en qué consisten.

El medio digital explica que “para conectarse a Internet, tu móvil, PC, televisión y demás dispositivos generalmente se comunican con el router o módem que conecta tu casa con tu proveedor de Internet, ya sea mediante cable o de forma inalámbrica”.

Una conexión VPN te permite crear una red local sin necesidad que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, solo a través de Internet. Es el componente "virtual" del que hablábamos antes. Obtienes las ventajas de la red local (y alguna extra), con una mayor flexibilidad, pues la conexión es a través de Internet y puede por ejemplo ser de una punta del mundo a la otra.

“Cuando te conectas a una conexión VPN todo tu tráfico de red sigue yendo desde tu dispositivo a tu proveedor de Internet, pero de ahí se dirige directo al servidor VPN, desde donde partirá al destino. Idealmente la conexión está cifrada, de modo que tu proveedor de Internet realmente no sabe a qué estás accediendo. A efectos prácticos, tu dirección IP es la del servidor VPN: en muchos aspectos es como si estuvieras físicamente ahí, conectándote a Internet”, explicó el artículo.

Le puede interesar de Literal: Ecosia: el buscador ecológico de internet

Las conexiones VPN brindan una segunda capa de seguridad cifrando tus datos en caso de que alguien trate de interceptarlos. Literal/Pixabay

¿Cómo funciona una VPN?

  1. El software VPN en tu ordenador cifra el tráfico de datos y lo envía (a través de tu proveedor de servicios de Internet) al servidor VPN a través de una conexión segura.
  2. Los datos cifrados de tu ordenador son descifrados por el servidor VPN.
  3. El servidor VPN enviará tus datos a Internet y recibirá una respuesta, es decir, para usted, el usuario.
  4. Luego el tráfico se te envía después de que el servidor VPN lo cifre de nuevo.
  5. El software VPN en tu dispositivo descifrará los datos y así podrás entenderlos y usarlos.

¿Para qué sirven las conexiones VPN?

Según Xataka, los principales usos de las conexiones VPN son las siguientes:

  1. Teletrabajo

El artículo mostró que el uso más obvio de una conexión VPN es la interconectividad en redes que no están físicamente conectadas, como es el caso de trabajadores que están en ese momento fuera de la oficina o empresas con sucursales en varias ciudades que necesitan acceder a una única red privada.

Desde el punto de vista de la seguridad, permitir el acceso indiscriminado a la red propia de una empresa desde Internet es poco menos que una locura. Aunque el acceso esté protegido con una contraseña, podría ser capturada en un punto de acceso WiFi público o avistada por un observador malintencionado, mencionó el artículo.

El artículo añadió, por el contrario, que el riesgo disminuye si el trabajador y la empresa se conectan mediante una conexión VPN. El acceso está protegido, la conexión está previsiblemente cifrada y el trabajador tiene el mismo acceso que si estuviera presencialmente ahí.

  1. Evitar censura y bloqueos geográficos de contenido

Con el apogeo de Internet y el troleo tanto de los proveedores de contenidos como de los usuarios se han ido popularizando otros usos más lúdicos de las conexiones VPN, muchos de ellos relacionados con un concepto muy sencillo: falsear dónde estás.

Por ejemplo, al conectarte con VPN tu dispositivo se comunica con el servidor VPN y es éste el que habla con Internet. Si estás en China y el servidor VPN está en Estados Unidos, generalmente los servidores web creerán que estás navegando desde este país, dejándote acceder a los contenidos disponibles solo allí, como podría ser Netflix.

De igual modo esta misma lógica se puede usar para acceder a aquellos contenidos que estuvieran censurados o bloqueados en tu país, pero no allí donde se encuentra el servidor VPN. Así es como millones de ciudadanos chinos logran conectarse a Facebook y otras 3.000 webs bloqueadas en el país.

Lea además en Literal: Llaves de seguridad USB, una medida de protección para tus computadoras

VPN son las siglas de Virtual Private Network, o red privada virtual. Literal/Pixabay
  1. Capa extra de seguridad

Xataka explicó que aunque no es estrictamente necesario, sí es común que las conexiones VPN vengan acompañadas de un cifrado de los paquetes que se transmiten con ellas, por lo que es normal oír la recomendación de que si necesitas conectarte a un punto de acceso Wi-Fi público, al menos uses te conectes con una VPN.

También declaró que al iniciar sesión en tus cuentas bancarias mientras estás conectado a una red WiFi pública en la que no confías probablemente no sea la mejor idea del mundo, pues es relativamente sencillo para un ladrón capturar los paquetes sin cifrar y hacerse con tus cuentas de usuario.

Aquí es donde entra la capa extra de seguridad que puedes conseguir mediante una conexión VPN, pues los paquetes se enviarían cifrados, de modo que aquel que está escuchando probablemente no podría hacer nada con ellos.

Además de Literal: 6 herramientas para trabajar en periodismo de datos

Ventajas de las conexiones VPN

  1. Seguridad adicional en puntos de acceso WiFi, siempre y cuando la conexión esté cifrada, claro
  2. Falseo de tu ubicación, como ya hemos visto en el apartado anterior, una conexión VPN es un modo eficaz de evitar la censura o acceder a contenido limitado a cierta región.
  3. Tu proveedor de Internet no puede saber a qué te dedicas en Internet. Con la seguridad de una conexión VPN no sabrán a que te dedicas, pero ojo, que sí lo sabrá la compañía que gestiona el VPN, concluyó el artículo.

Se recomienda siempre usar un VPN de pago y no gratuito, ya que la seguridad de estos últimos es dudosa, ya que podrían compartir tus datos con terceros.