Los adjetivos son una categoría gramatical cuya función es brindar información complementaria sobre el sustantivo. En todo texto escrito incluyendo el periodismo, los adjetivos pueden ayudar a describir con más precisión la información esencial, pero mal usados, pueden desvirtuarla.

Le puede interesar de Literal: Consejos éticos para ser buen periodista

Los adjetivos parcializan la información

Es innegable que en ocasiones los adjetivos resultan necesarios para precisar la información. Sin embargo, en el mundo del periodismo el uso innecesario de adjetivos influye directamente en la emisión de juicios y opiniones.

Por ello es importante cuidar su uso para prevenir que la noticia se impregne del posicionamiento personal que tiene un periodista sobre los acontecimientos. Después de todo, el objetivo de las notas informativas es recopilar los datos y presentarlos de la forma más imparcial posible. 

Cabe señalar que el abuso de los adjetivos en una nota informativa puede ser interpretado como manipulación, ya que a fin de cuentas los adjetivos guían la lectura y evita que las audiencias reflexionen sobre los hechos para formular su propia postura. 

El tipo de adjetivo más común es el calificativo, pero existen diversas clasificaciones tales como los especificativos, los relacionales, los exclamativos e interrogativos, los demostrativos, los explicativos, los posesivos y los numerales.

"Un vicio empobrecedor"

El premio novel colombiano, Gabriel García Márquez, consideraba que el uso de los adjetivos (y adverbios calificativos) en el periodismo se convertía en un “vicio empobrecedor”.

Dicho de esa forma, los adjetivos deben servir para explicar con mayor claridad los sucesos y no para expresar valoraciones de ningún tipo. De lo contario, los adjetivos trabajarán en contra del rigor periodístico, la calidad e incluso la reputación tanto del periódico como del periodista.

Hemos publicado en Literal: Los tres elementos gramaticales imprescindibles para escribir con claridad

El adjetivo es bienvenido en columnas editoriales y de opinión

En definitiva, la adjetivación es mejor recibida en las páginas editoriales y en las columnas de opinión, ya que a diferencia de una noticia, en estos espacios los lectores ya esperan encontrarse con críticas directas.

Aún así, hay que saber cómo emplear los adjetivos, pues encontrarse con adornos para cada sustantivo puede resultar en una lectura cansada y empalagosa. De no conocer su uso adecuado, es mejor evitar caer en ese "vicio empobrecedor", a como decía Márquez.

El consejo de Hemingway

Grandes escritores como el estadounidense Ernest Hemingway solían aconsejar a los escritores y periodistas jóvenes alejarse de los adjetivos. A este famoso periodista se la achaca la siguiente frase: “Si encuentras un adjetivo, mátalo”.

”Evita los adjetivos, especialmente los extravagantes como espléndido, grande, magnífico, suntuoso”, aconsejaba Hemingway, considerado uno de los escritores más concisos, lacónico y depurado en su técnica narrativa.