La organización de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), registró un total de 61 agresiones al periodismo nicaragüense entre el 16 diciembre de 2019 y el 29 de febrero de 2020.

En el segundo informe de agresiones a la prensa independiente de Nicaragua, que esta organización elaboró, se contabilizaron 404 delitos contra la libertad de prensa y de acceso a la información pública en los departamentos de Managua, Masaya, Carazo, Madriz, Matagalpa, León, Rivas, Estelí, Boaco, Bilwi y Bluefields.

El documento refiere también que se han cometido 25 tipos de delitos contra la libertad de prensa y de acceso a la información durante el período antes mencionado.

Los delitos más recurrentes  contabilizados por PCIN, son las estigmatizaciones, censuras, hostigamientos, obstaculización al acceso a la información pública, asedios y agresiones físicas. Además de amenazas, exclusiones, persecuciones, intimidación agresiones verbales acoso entre otros.

PCIN denunció además  la utilización “la violencia sexual por parte de paramilitares, fanáticos del régimen y policía del régimen contra las periodistas y comunicadoras en el ejercicio de su labor, opera de manera sigilosa y constituye un abuso de poder amparado por el estado de impunidad actual”. 

Los datos recogidos por PCIN, indican que en este periodo al menos tres periodistas han sido víctimas de hostigamiento, amenazas de violación y acoso sexual mientras realizaban sus labores.