Este 17 de junio, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor del equipo periodístico de Notimatv dirigido por el periodista Eduardo  Montenegro Chavarría.

Según el comunicado de prensa, disponible en la página web de la CIDH, se consideró que este equipo periodístico “se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos”.

Notimatv,  tiene cobertura en los departamentos de Matagalpa y Jinotega; el equipo ha sufrido intimidación y amenazas, robo de equipos, agresiones y persecución de parte de grupos afines al gobierno.

Siendo el acontecimiento más reciente,  el encarcelamiento por cuatro días, del periodista Denis Alaníz colaborador de Notimatv en municipio de Pantasma.

Según la CIDH el equipo de Notimatv viene siendo de objeto de amenazas, intimidaciones, seguimientos y actos de violencia en el marco de sus labores periodísticas en Nicaragua. Y lamentan no contar con las observaciones del Estado, pese a que fueron solicitadas.

Adoptar medidas de protección

En el comunicado, la CIDH solicitó al Estado de Nicaragua que adopte las medidas necesarias para garantizar la vida e integridad personal de las personas beneficiarias identificadas en la presente resolución.

Además demandan que los agentes del gobierno respeten la vida e integridad personal de los beneficiarios, de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos.

Solo en 2018, y a raíz de la crisis sociopolítica la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, declaró que había emitido 143 medidas cautelares en Nicaragua. Lo que superaba ampliamente las medidas publicadas en los últimos diez años.

Entre las personas beneficiadas están líderes estudiantiles como Amaya Coppens y periodistas como Carlos Fernando Chamorro de Confidencial, Aníbal Toruño director de Radio Darío de León, entre otros.

Según la CIDH, las medidas cautelares son resoluciones que buscan garantizar el respeto a los derechos humanos de las personas y para evitar posibles daños irreparables a personas o grupos de personas que enfrentan situaciones de riesgo inminente.