Un informe publicado por el diario La Prensa sobre violaciones a la libertad de expresión, prensa e información revela que durante el primer trimestre de 2021 las instituciones estatales y sus funcionarios fueron los principales violadores a la libertad de prensa en Nicaragua; expone también que durante este período se identificaron nuevos mecanismos de agresión hacia la prensa libre en el país.

El informe citado da continuidad a los documentos que presentaba, hasta su cierre forzado por la presión de la Ley de Agentes Extranjeros, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro y señala que entre enero y marzo se documentaron 53 casos de violaciones a la libertad de prensa en Nicaragua. 

Lea más de Literal: Informes sobre libertad de prensa y expresión en Nicaragua serán retomados por La Prensa

De igual forma expone que las instituciones estatales y sus funcionarios siguen punteando como los principales responsables de vulnerar los derechos humanos de los hombres y mujeres de prensa en Nicaragua. 

“Del total de casos que se pudieron evidenciar, recayeron entre 34 víctimas, 17 son del género masculino, 9 del género femenino, 6 medios de comunicación y 2 organizaciones gremiales de periodistas”, expone el documento.

El registro detalla que los funcionarios de gobierno y las instituciones del Estado de Nicaragua se convirtieron en los principales victimarios de los delitos con un 74% del total de denuncias. 

Agrega que un 21 % de los agresores no fueron identificados; en cambio el 4 %, fueron identificados como sujetos paraestatales, mientras el 1 % como agente no estatal.

Le puede interesar de Literal: SIP retoma premio Pedro Joaquín Chamorro de la FBVCH

Entre las nuevas agresiones a la prensa independiente , el informe destaca la exigencia de quitarse la mascarilla para tomarle fotos al rostro de los comunicadores y la persecución de periodistas en espacios públicos. Literal/Captura de pantalla

Nuevas formas de agresión 

Entre los nuevos mecanismos de agresión destacan la confiscación de libretas de apuntes de periodistas, la exigencia de borrar material grabado a través de celulares, la toma de fotografías a libretas de apuntes y cédulas de identidad de periodistas.

De igual forma “la exigencia de quitarse la mascarilla para tomarle fotos al rostro de los comunicadores y la persecución de periodistas en espacios públicos como mercados y centros comerciales”, indica el documento. 

A lo anterior debe sumarse que los casos de estigmatización y agresiones verbales contra periodistas han tomado otros niveles de hostilidad, tales son los casos donde en lugares públicos, algunos periodistas son increpados por acérrimos militantes del partido de gobierno, en las que se les reclama por el alto costo del combustible en el país, energía y los productos de la canasta de bienes y servicios, destaca el informe. 

Hemos publicado en Literal: Régimen demuele bastiones de la libertad de expresión y prensa en Nicaragua

Agresiones y ataques predominan

Las agresiones y ataques expresadas en agresiones físicas y verbales, destrucción equipos, confiscación de materiales periodísticos, amenazas explícitas e implícitas, entre otros, en contra periodistas, medios de comunicación independientes y organizaciones gremiales de periodistas fue el atropello que más se observó en el trimestre analizado para un total de 43 casos, seguido de la restricciones al acceso a la información 5 casos. 

El documento expone que "el departamento de Managua sigue predominando como el departamento donde más se registran en pasado 26 casos de violaciones a la Libertad de Prensa, equivalente al 49 %, en segundo lugar se ubica el departamento de León, seguido de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur". 

Le puede interesar de Literal: Para dictaduras las resoluciones sobre derechos humanos son papeles sin valor


Los casos de estigmatización y agresiones verbales contra periodistas han tomado otros niveles de hostilidad, según detalla el documento. Literal/Captura de pantalla

Ambiente electoral marcado

 Según el informe “es notorio que en el país ya se vive un ambiente con bastante carga electoral, esto hace que estos temas se posicionen de la agenda de los medios de comunicación”. El documento destaca que durante este trimestre se observaron varias fricciones entre personas pertenecientes a movimientos y partidos políticos y periodistas independientes.

Lea también de Literal: 10 organizaciones internacionales aliadas de los periodistas

Finalmente se recomienda “a  los hombres y mujeres de prensa se apeguen a los principios éticos de la profesión y que la simpatía personal por candidatos, movimientos o partidos políticos no incida en la objetividad de la cobertura periodística”.