Policías agredieron este 15 de abril a las 10:00 am aproximadamente, al periodista de LITERAL-PERIODISMO CIUDADANO, Alberto Miranda Herrera, luego que diera cobertura a una protesta de un hombre con bandera azul y blanco en el sector del Dorado, Managua.

Según la denuncia de nuestro reportero, luego de la cobertura un vehículo de un medio local le dio un aventón hasta el Maxi Palí sobre la pista El Dorado-Mercado Huembes, donde Miranda bajó cerca de una parada de buses.

Enfrente del Maxi Palí hay un pequeño quiosco de comida, donde el periodista se acercó a tomar una leche agria y un café y empezaba a comer cuando una patrulla con cuatro policías se detuvo intempestivamente y se dirigieron de forma agresiva contra el periodista.

Hemos publicado en Literal: Nicaragua: donde el Estado y sus funcionarios violan la libertad de prensa

Tres paramilitares, de civil, con casco y en motocicletas, se detuvieron a la orilla de la patrulla y se dirigieron al periodista con insultos y exigiendo su celular. Herrera rechazó entregar el celular y demandó respeto para su trabajo de periodista, pero un paramilitar le metió un puñetazo en el pecho y amenazó con patearlo, mientras le gritaba: "¿Tu trabajo es joder? ¿Ese es tu trabajo, crear escándalo?".

Los policías no detuvieron al agresor y al contrario, exigieron el celular y la clave de acceso al periodista, mientras un agente le decía: "Yo te conozco hijo de pu... allá llegás donde los golpistas al Holiday Inn, ahí te tengo anotado y si te veo otra vez en la calle te voy a turquear ¿Eso querés hijo de pu...?.

Los agresores además, destruyeron la mascarilla que portaba el periodista y le tomaron fotos mientras lo interrogaban, lo registraron y le extrajeron documentos, dinero y equipos de transmisión.

La Policía Sandinista ha sido la principal agresora de periodistas en Nicaragua. Literal/Tomada de Internet

Fuertes amenazas

Después de rodearlo, golpearlo e insultarlo y mientras trataban de borrar imágenes del celular, llegó una Hilux gris de vidrios polarizados, de donde bajó un comisionado policial que Herrera ha reconocido dirigiendo las requisas y tomando fotos en las afueras del citado hotel.

El supuesto jefe policial se acercó, miró el cauce a la orilla del supermercado donde tenían rodeado al periodista y le dijo: "Sería dura una caída en ese cauce". Los policías se soltaron en risas.Luego el jefe policial le dijo al periodista: "No sabés lo que andás haciendo ni en qué te andas metiendo, andate con cuidado. Esta zona es peligrosa, te pueden asaltar, te pueden pueden apuñalar y hasta matarte".

Le puede interesar de Literal: Para dictaduras las resoluciones sobre derechos humanos son papeles sin valor

Los policías soltaron al periodista y volvieron a la patrulla, los motorizados los siguieron, pero antes de subirse uno de ellos le dijo a Miranda: "Si vos denuncias esto te voy a joder".

Luego el periodista se dirigió en bus a Metrocentro, y cuando cruzaba la calle para ingresar el centro comercial, un civil en motocicleta lo persiguió delante de policías de tránsito en la entrada del local y quisieron asaltarlo, pidiendo el teléfono celular.

El periodista corrió hacia el interior del local, escapando del intento de asalto mientras un policía o filmaba con un celular desde la calle.