La insurrección cívica de abril: Nicaragua 2018 es la publicación más reciente del Instituto Interdisciplinario de Ciencias Sociales (IICS), de la Universidad Centroamericana (UCA) de Nicaragua, en la que se analiza la coyuntura del país frente a las distintas formas de protesta ciudadana durante 2018 y cómo estas fueron reprimidas.

Hellen Castillo Rodríguez, Comunicadora Social y coautora del libro, explicó a Literal Periodismo Ciudadano que este primer esfuerzo en colectivo nace de la necesidad de dar cuenta del origen de la crisis sociopolítica iniciada hace dos años, en abril de 2018.

“De sus dinámicas, su impacto, consecuencias y desafíos latentes; lo que nos ha llevado como sociedad a límites y rupturas con nuestras propias formas de vida", dijo Castillo.

La publicación es parte de los esfuerzos del (IICS), junto a 8 de sus investigadores entre ellos Irene Agudelo, Manuel Ortega, Jessica Pérez y la participación del escritor Sergio Ramírez Mercado. Puede descargarse de forma gratuita desde el repositorio de la UCA.

A criterio de Castillo, "los artículos que se encuentran en el libro se muestran como ventanas de oportunidad a reivindicaciones actuales".

¿Para qué conocer la historia?

Castillo refirió que la historia reciente de Nicaragua puso nuevamente en la agenda pública temas de los derechos humanos, la justicia y la construcción de una memoria colectiva.

Resaltó además, que en la medida que los ciudadanos conozcamos, reconozcamos y reparemos las experiencias del pasado, podremos contribuir al rescate de aquello que aún permanece oculto u olvidado.

De igual forma "evitaremos que estos hechos, sigan teniendo efectos catastróficos en la historia de Nicaragua, y evitaremos que se repitan en un futuro", reflexionó Castillo.

El Padre José Alberto Idiáquez, rector de la UCA explicó en la presentación del libro, que los artículos de esta publicación tienen como interés "seguir fomentando el debate académico sobre lo que podría juzgarse como el acontecimiento más importante de las últimas décadas, la rebelión de abril."

Movilizados por los derechos humanos

Castillo describe que los pensamientos y planteamientos de los ciudadanos de un país  cambian en dependencia de las particularidades del contexto.

En el caso de Nicaragua,  Castillo consideró que el fragmento de la sociedad que se  alzó  en 2018 fue movilizada por “el derecho de conocer y el deber de ser partícipes de una lucha por el respeto de los derechos humanos.”

Añadió que tras la ruptura del tejido social por la crisis y violencia que se vive en el país, existe un análisis más crítico en las y los jóvenes nicaragüenses sobre el pasado y el presente para repensar las formas de lucha en pos del futuro que se desea para Nicaragua finalizó Castillo.