Hasta el pasado primero de julio, el Observatorio Ciudadano de Covid-19 Nicaragua contabilizó 2,087 muertes por sospechas de Covid-19 y 133 por neumonía y sintomatologías respiratorias.

De estas 2,087 muertes, 233 tuvieron lugar en la casa de habitación de las personas y 18 durante el traslado a una unidad de salud, de acuerdo al reporte.

A la misma fecha, se reporta un acumulado de 7,402 casos sospechosos de coronavirus, verificados por el Observatorio Ciudadano en todos los departamentos y regiones autónomas del país.

Respecto a la semana anterior, se registran 540 nuevos casos que representa un 8 por ciento de incremento en el período del 25 de junio a 1 de julio.

Puede interesarle: Casi 1,900 muertes asociadas al coronavirus en Nicaragua

Los departamentos que reportan más personas afectadas son: Managua con 3,151 casos; Matagalpa con 774 y Masaya 579.

En el caso de León, se contabilizan 497 casos, Estelí 340, Chinandega 277 y Jinotega 224.

El Ministerio de Salud (Minsa), informó que hasta el primero de julio en Nicaragua se han reportado de 2,519 casos confirmados, 736 activos, 1,700 recuperados y 83 fallecidos, con una tasa de letalidad del 3 por ciento.

 

Más médicos afectados y continuas irregularidades

El Observatorio además registra que hasta el 1 de julio, 689 trabajadores de la salud se han visto afectados con síntomas asociados la coronavirus y 87 de ellos han fallecido.

Entre el personal de salud afectado están: 8 médicos, 22 personal de enfermería, 11 personal administrativo, 5 personal de laboratorio, 3 visitadores médicos, 1 odontólogo y 7 categorizados como “otros.”

También: Insólito: cortan energía a todo un municipio para ocultar un entierro exprés

En esta actualización, el Observatorio denunció 77 irregularidades reportadas esta semana, referentes a exposición de personas en actividades o aglomeraciones y respuesta inadecuada del Minsa, de igual forma  amenazas y represalias.

Al mismo tiempo que alertó, que la comunidad de Karawala, en la desembocadura de Río Grande, en la Costa Caribe de Nicaragua, no se cuenta con los recursos médicos mínimos para protegerse de la Covid-19 y tampoco con energía eléctrica en la unidad de salud.