La ley que declara todas las obras alusivas al Ejército de Sandino como “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación”, fue aprobada este viernes 19 de febrero por la Asamblea Nacional bajo control sandinista en Nicaragua. Con esta iniciativa confiscatoria, le arrebatan los derechos sobre sus creaciones a un sinnúmero de artistas nacionales y legaliza el adoctrinamiento partidario en centros educativos.

Lea: CEJUDHCAN denuncia trabas para su inscripción como Agente Extranjero

La “Ley que declara la bandera, el himno, el sello, las canciones, los documentos escritos, gráficos y audiovisuales del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional, EDSN, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación”, fue aprobada con 74 votos a favor y como es normal en este gobierno, ninguno de los afectados directos fue consultado, únicamente el Ejército sandinista que, por supuesto, dio su respaldo.

La iniciativa de ley fue presentada el 4 de febrero de este año, seis días más tarde el reconocido cantautor Carlos Mejía Godoy presentó una carta abierta en la que declaró que Daniel Ortega y Rosario Murillo “han confiscado la vida de todos aquellos que se oponen a ser parte de su rebaño”.

Lea más de Literal: Almagro exige cese de hostigamiento contra medios de Nicaragua

Cantautores nicaragüenses como Carlos Mejía Godoy han pedido al gobierno dejar de usar su música, ahora pierden el derecho sobre sus creaciones. Literal/ Pixabay

Siguen usando las obras 

Godoy también dijo que seguía pidiendo al Señor “No los perdonés porque ellos sí saben lo que hacen.”

En el 2018, Carlos y su hermano Luis Enrique Mejía Godoy, exigieron al presidente Daniel Ortega no usar sus canciones en los actos partidarios.

El ganador del Premio Cervantes, Sergio Ramírez, autor del ensayo biográfico “El muchacho de Niquinohomo” y “Pensamiento vivo de Sandino”, tomos I y II, es un opositor al régimen al que también le son violados sus derechos de autor con esta ley.

De igual modo las obras del fallecido periodista argentino Gregorio Seltzer, autor del libro “Sandino”, son ahora tomadas por el régimen sandinista.

Despojan canciones y música

Son muchos los artistas y creadores a los que se les está quitando los derechos sobre sus obras, entre ellos se encuentra también el grupo Pancasán y el Dúo Guardabarranco, autores de música testimonial alusivas a Sandino, quien es un héroe nacional legalmente establecido en la Constitución Política.

Katia Cardenal, quien junto a su hermano Salvador Cardenal (q.e.p.d), conformaron el conocido Dúo Guardabarranco, pidió en mayo del año pasado al Ministerio de Salud (Minsa), dejaran de usar su canción “Guerrero del amor”, pues había sido utilizada para propaganda política en videos que mostraban la recuperación de pacientes de Covid-19.

Después de la aprobación de la nueva ley, los autores no tienen dominio sobre ninguna creación que sea considerada por el gobierno como alusiva al Ejército de Sandino. 

Puede leer: Amnistía Internacional detalla serie de tácticas represivas en Nicaragua


El gobierno de Ortega, es conocido por usar las escuelas públicas como centros de adoctrinamiento político. La bandera sandinista es portada por estudiantes y se les hace cantar el además del himno de Nicaragua, el del FSLN.
Literal/ Pixabay

Otra forma de adoctrinamiento político

Es responsabilidad de las instituciones del sistema educativo nacional promover estudios e investigaciones acerca de los bienes declarados como patrimonio cultural de la nación”, establece el artículo dos de la ley.

Las acciones que ya ha venido ejecutando el gobierno de Ortega para adoctrinar a estudiantes en el sandinismo, son legalizadas ahora.

También: Michelle Bachelet pide al régimen de Ortega diálogo y reformas electorales

Sin embargo, el diputado sandinista José Antonio Zepeda, dijo que no iban a adoctrinar y declaró que lo que harán es “rescatar la historia” que argumenta fue negada por los liberales que gobernaron de 1990 a 2006.

En diversas ocasiones, a través de redes sociales, han circulado denuncias de padres que alegan el uso de libros con propaganda política.

Los cuadernos y mochilas que son entregados a estudiantes de colegios públicos, están acompañados de frases e imágenes propagandísticas del Frente Sandinista, cuyos símbolos partidarios son expuestos en colegios, instituciones públicas, áreas públicas, medios de comunicación oficialistas y redes sociales, financiados por el régimen para perpetuar al partido.