George Henríquez Cayasso, es el único aspirante a la presidencia de Nicaragua originario de la Costa Caribe, además de ser el más joven entre otros aspirantes.

Este 12 de marzo, se sumó a firmar el acuerdo “Unidad Nicaragua Primero”, promovido por la Comisión de Buena Voluntad, en donde se compromete a apoyar a un candidato único para hacerle frente al régimen de Daniel Ortega.

Puede leer: Comisión de Buena Voluntad pregunta por reformas electorales en Nicaragua

El acuerdo ya había sido firmado en semanas anteriores por los aspirantes presidenciales Cristiana Chamorro, Miguel Mora, Félix Maradiaga, Medardo Mairena y Luis Fley.

Su precandidatura ha sido motivo de debate en redes sociales y entre los sectores de oposición, a raíz de las quejas de racismo y discriminación.

La Comisión de Buena Voluntad es coordinada por Fabio Gadea, Carlos Tünnermann y Denis Martínez. Literal/ Pixabay 

Respeto a los derechos de las mujeres 

Henríquez lleva más de 15 años de trayectoria trabajando con los pueblos indígenas y afrodescendientes. Es miembro de Yatama, un partido indígena del Caribe.

Es master en Género, Etnicidad y Ciudadanías Interculturales. El precandidato manifiesta que su trabajo de protesta social, viene desde antes de la crisis sociopolítica de 2018.

Recientemente en una entrevista con un medio de comunicación nacional, explicó sus objetivos como precandidato, entre los que mencionó: “Visibilizar las agendas insatisfechas de las Regiones Autónomas y posicionarlas en el debate público” y “cerrar brechas y crear oportunidades para nuestra generación y para las generaciones futuras”.

El hombre de 35 años se muestra abiertamente como partidario de respetar los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBTIQ.


En Nicaragua los pueblos Indígenas y Afro-descendientes, tienen una participación reducida en la vida política del país. Literal/ Pixabay

“Es mi derecho a elegir y ser electo”

El pasado 17 de enero, Henríquez comunicó en redes sociales “Lanzaré mi nominación para las próximas elecciones presidenciales, es mi derecho a elegir y ser electo”. Su precandidatura ha sido bien tomada por unos, criticada y motivo de burla para otros.

Henríquez, en numerosas ocasiones ha manifestado a través de sus redes sociales ser excluido de reuniones o conferencias donde participan los precandidatos a la presidencia.

Además: Denuncia: en Nicaragua se criminaliza la libertad de expresión y de prensa

 El 9 de marzo se organizó una conferencia con el presidente de Venezuela, Juan Guaidó, en donde participaron cuatro precandidatos. Henríquez no estuvo presente y en su cuenta de Twitter escribió: “no fui invitado”, su tweet terminó con la siguiente pregunta “¿intencional, casualidad, error?”.

El precandidato ha cuestionado a los sectores de oposición: “Me acuerdo cuando parte de la Reserva Moral de Nicaragua decía se acabó lo viejo, pero, ahí va parte de la reserva moral con lo viejo nuevo o lo nuevo viejo”, escribió en redes. Recientemente dijo que a él no se le escuchará con “un discurso diplomático hipócrita”.