La iniciativa “Ley Creadora de la Autoridad Nacional de Regulación Sanitaria (ANRS)”, promovida por diputados sandinistas de la Asamblea Nacional, pretende controlar todo lo referido al sector salud e implicaría una separación del Ministerio de Salud (Minsa) en las funciones que hasta el momento ejercía.

Esta nueva entidad controlará el sector sanitario, el registro de profesionales de la salud, medicinas, donaciones, comercialización, importación y publicidad de medicamentos, inclusive cosméticos, tabaco, entre otros. A pesar de que esto implica una separación del Ministerio de Salud (Minsa) en cuanto a regulación, administración y control, ambos estarán relacionados, aunque con independencia administrativa y financiera.

“(…) estará constituido como una entidad pública con personalidad jurídica, patrimonio propio y autonomía técnica y administrativa”, plantea el artículo dos de esta ley.

Lea: Vacunas contra Covid-19 en Nicaragua: ¿Cuál es la ruta?

La iniciativa fue presentada el 11 de marzo en la Asamblea Nacional por los diputados Gustavo Porras, Edwin Castro, Maritza Espinales, Gladis Báez y Loria Raquel Dixon. Este 16 de marzo se encontraba en la Comisión de Salud y Seguridad Social.

Ente los motivos de su creación se expone que en Nicaragua el Minsa “ha desempeñado el papel de Autoridad Nacional de Regulación Sanitaria; para ser considerada una Autoridad de Referencia en materia de salud requiere la existencia de un régimen legal propio a través de un ente descentralizado”.

Le puede interesa de Literal: Nicaragua: sin educación para el consumo

La Autoridad Nacional de Regulación Sanitaria, tendrá un director(a) que será nombrado por la Ministra de Salud. Literal/Pixabay

Ente regulador e inspección publicitaria

La nueva “superautoridad” de Salud tendrá entre sus funciones regular todo lo relacionado con radiaciones ionizantes, sustancias químicas precursoras, cosméticos, tabaco y derivados.

También, regulará y controlará donaciones, brigadas médicas extranjeras, registro de profesionales, establecimientos proveedores de servicios de salud, farmacéuticos alimentarios, asimismo que presten servicios de desinfección, entre otros que se relacionen o tengan un impacto en la salud.

Además, se le otorgará evaluar, registrar y controlar la importación, donación, exportación, comercialización, almacenamiento, distribución, promoción, prescripción y dispensación de medicamentos. 

Asumirá el registro de profesionales y técnicos de la salud nacionales como extranjeros y  tendrá la facultad de regular la publicidad de los productos y servicios sanitarios, así como la calidad de los alimentos y bebidas.  

Hemos publicado: Cuestionan vacunación contra Covid-19 en Nicaragua 

Las nuevas tarifas por prestación de servicios de la ANRS serán emitidas a través del Reglamento. Literal/Pixabay

Nuevas tarifas

La Autoridad Nacional de Regulación Sanitaria (ANRS), tendrá a su disposición como patrimonio inicial la suma que el Presupuesto General del Ministerio de Salud le asigne y tendrá parte de todos los ingresos provenientes del cobro de las tarifas por la prestación de servicios que brinde en materia de control y regulación sanitaria.

Igualmente se establecerán nuevas tarifas para todos los servicios y atribuciones que tendrá la Autoridad Nacional Reguladora de la Salud (ANRS), así como las multas por las infracciones al reglamento.