Este viernes 30 de abril concluye en Nicaragua la primera jornada de vacunación contra el Covid-19, según declaraciones oficiales. Esta primera etapa ha sido cuestionada por la falta de transparencia respecto a los datos de las dosis, la politización excesiva de las vacunas y el acecho a críticos del régimen y periodistas independientes que apelando a  su derecho a la salud, han acudido a los centros asistenciales a vacunarse.

Periodistas como Carlos Fernando Chamorro, director del portal digital Confidencial, el cronista deportivo Edgar Tijerino, Fabio Gadea Mantilla de Radio Corporación y el periodista Carlos Eddy Monterrey Duarte, quien se desempeña como editorialista de Radio La Costeñísima, fueron agredidos verbalmente y expuestos en redes sociales por acudir a vacunarse siendo críticos del régimen. 

También en Literal: Nicaragua urge de mayores esfuerzos para garantizar derecho a la salud

Monterrey declaró que el pasado lunes 26 de abril asistió a la jornada de vacunación contra el Covid-19 en su ciudad de Bluefields, Caribe Sur de Nicaragua, por estar ya en la edad comprendida para recibir esta dosis. 

“Estaban atendiendo bien, pero pude observar y conocer que activistas del partido sandinistas estaban involucrados de alguna manera en este proceso y que su intención era llevar propaganda política partidaria del régimen Ortega Murillo”, refirió Monterrey. 

El periodista explicó que en uno de los centros asistenciales había banderas rojas y negras, había música del partido sandinista y los operadores de salud tomaban fotos y videos mientras la explicaban a la gente que las medidas eran "voluntad del buen gobierno de nuestro Comandante Daniel y la compañera Rosario", señaló.

Le puede interesar de Literal: Derecho a la salud no es regalo de nadie, advierte médico independiente 

El periodista Carlos Eddy Monterrey mientras asistía a la vacunación contra el Covid-19. Literal/Cortesía

No es un regalo de los Ortega-Murillo

Según Monterrey, es responsabilidad del Estado cumplir con el derecho a la salud de los nicaragüenses. “Nosotros no tenemos por qué agradecerle a Daniel Ortega, a Rosario Murillo, ni al partido Frente Sandinista como tal porque es el derecho que nos asiste y son donaciones que ha recibido el pueblo de Nicaragua”, enfatizó Monterrey. 

Denunció además que los periodistas independientes, han venido señalando cómo se ha venido aprovechando la cooperación externa para proselitismo político-partidario.

“Es muy evidente la mezcla de Estado-partido en esta jornada de vacunación y sobre todo en un contexto electoral”, mencionó el periodista. 

Es importante destacar que el Artículo 59 de la Constitución del país dice que los nicaragüenses tienen derecho, por igual, a la salud. El Estado establecerá las condiciones básicas para su promoción, protección, recuperación y rehabilitación.

El citado artículo agrega que “corresponde al Estado dirigir y organizar los programas, servicios y acciones de salud y promover la participación popular en defensa de la misma”.  

Le puede interesar de Literal: Coronavirus avanza en Nicaragua mientras gobierno debilita el sistema de salud 

Fabio Gadea, uno de los ciudadanos expuestos en redes sociales expresó que la acción ejecutada por los fanáticos sandinistas “no va a desprestigiarlo”. Literal/Tomada de redes sociales

Funcionarios del Estado en acción

Según fuentes del Caribe Sur del país, mientras los ciudadanos esperaban para ser atendidos, el personal de salud les  daba “una charla donde decían que con la vacuna se está restituyendo los derechos del adulto mayor”.

Además denunciaron que a cada persona que acudía a vacunarse le hacían firmar un documento del Minsa y le tomaban fotografías y videos.

Según las denuncias recibidas por Literal, la Juventud Sandinista y personal demás instituciones públicas como el Instituto de Turismo (Intur), estaban a cargo del área logística, en muchos casos, acuerpados por policías y paramilitares vestidos de civil para detectar a opositores y avisarles para que los hostigaran. 

Hemos publicado: Fallece la periodista independiente Ileana Lacayo a causa del Covid-19