“Nicaragua se encamina a tener la peor elección posible”, expresó el Secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, al presentar un informe sobre la situación del país en una sesión realizada este 12 de mayo, refiriendo que existe falta de voluntad por recuperar el camino democrático institucional.

El Secretario de la OEA, advirtió que el régimen de Nicaragua no ha puesto de su parte para resolver el problema de los nicaragüenses y niega las denuncias de violación a los derechos humanos y constitucionales de sus ciudadanos; recordó las muertes a causa de la represión desde abril 2018.

Finalmente indicó que el régimen de Daniel Ortega, no ha realizado una reforma electoral que permita elecciones libres y transparentes. Denunció las leyes represivas aprobadas por los diputados orteguistas en la Asamblea Nacional y la elección de magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Según Almagro, es fundamental “el regreso del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), y la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos”.

Hemos publicado en Literal: Dictadura sandinista aumenta férreo control electoral en Nicaragua

Durante su intervención Luis Almagro recordó las muertes ocasionadas a causa de la represión desde abril 2018.Literal/Captura de pantalla

La reforma electoral en el tapete

Antonia Urrejola, presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), insistió que desde el 2018 ese organismo ha documentado la perpetración de graves violaciones a derechos humanos que siguen en impunidad y destacó que por tercer año consecutivo Nicaragua es parte del informe anual de ese organismo.

Comentó que la crisis continúa profundizándose debido a la falta de separación de poderes, a que el gobierno ha desatendido las recomendaciones de la CIDH y recordó que producto de la crisis hay 328 fallecidos, dos mil heridos, detenciones arbitrarias que han sido empleadas para reprimir a la oposición, más de cien mil personas que han emigrado, sin olvidar los asesinatos de campesinos que están en impunidad.

Durante su intervención, Urrejola, lamentó la falta de voluntad del Estado de Nicaragua para superar la grave crisis que enfrenta el país y también mostraron preocupación por la recién aprobada reforma electoral que lejos de ampliar la participación democrática y propiciar elecciones libres, produce cambios meramente formales, así como reglas que restringen la competencia electoral.

Hizo un llamado a dejar sin efecto todas las normativas aprobadas que limitan derechos políticos y libertades públicas, a liberar a todas las personas detenidas, garantizar la libertad de prensa, cesar el hostigamiento a los opositores, sancionar a los responsables de la violencia y poner fin a la impunidad.

“Nuestro llamado urgente es a poner fin a la impunidad, implementar medidas necesarias para la superación de la crisis y el restablecimiento de la institucionalidad democrática por medio del inicio de procesos que promuevan verdad, justicia y reparación a las víctimas de la grave crisis que experimenta el país”, refirió Urrejola.

Le puede interesar de Literal: Reforma electoral mantiene bozal a las radios en Nicaragua

La presidenta de la CIDH, expuso la preocupación de este organismo por situación que enfrenta Nicaragua desde 2018. Literal/Archivo

OEA es una ONG al servicio de Estados Unidos, dice Luis Alvarado

Tras la lectura de informes que dan cuenta de la represión, violencia sistemática, impunidad y una crisis que aparenta no tener salida, el representante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alvarado, calificó a este organismo como una ONG de los Estados Unidos.

Alvarado aseguró que continuaba la injerencia en los asuntos del país, argumentando que la OEA continúa propagando la división y confrontación entre los países miembros.

Rechazó los informes presentados que dan cuenta de la crisis de Nicaragua desde 2018, señalando el contenido de “falacias” y que se trata de una campaña de desprestigio en contra del gobierno de Nicaragua.

Lea también en Literal: Comunidad internacional truena contra perversas reformas electorales en Nicaragua

Luis Alvarado, representante de Nicaragua en la OEA tildó de injerencistas a los delegados que denunciaron la violación a los derechos humanos en Nicaragua. Literal/Captura de pantalla

Abogan por Nicaragua

Las representaciones de Canadá, Estados Unidos y Uruguay se mostraron sumamente preocupados por la situación de Nicaragua y criticaron las recientes reformas electorales aprobadas por la Asamblea Nacional.

Hicieron un llamado al gobierno para que trabaje en una reforma verdadera que asegure elecciones justas y libres, garantizando que los resultados sean legítimos; señalaron que la aprobada recientemente representa un retroceso a la democracia del país y abogaron por el regreso de los órganos de derechos humanos a Nicaragua.