En el marco del "grave escalamiento de la represión en Nicaragua registrado en los últimos días", la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) urgió al Estado de Nicaragua "a cesar la represión y, en particular, a liberar a todas las personas privadas de la libertad arbitrariamente".

Ello considerando los recientes allanamientos y detenciones arbitrarias, dados entre el 8 y 15 de junio, a precandidatos presidenciales, líderes opositores y empresarios quienes son investigados bajo la "Ley No.1055 de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, soberanía y autodeterminación para la paz".

Así pues la CIDH manifestó su preocupación por la detención y criminalización de Cristiana Chamorro Barrios, Arturo Cruz Sequeira, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Violeta Granera Padilla, José Adán Aguerri Chamorro, José Bernard Pallais Arana, Dora M. Téllez, Ana Vijil, Suyen Barahone, Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco, Tamara Dávila y Luis Alberto Rivas Anduray.

Le puede interesar de Literal: Hostigamiento imparable del régimen revela informe de monitoreo

CIDH señala que el Estado de Nicaragua no garantiza una defensa legal adecuada 

El comunicado de prensa lanzado este 18 de junio recalcó que la "Comisión ha recibido información y testimonios que indicarían el empleo desproporcionado de la fuerza por parte de agentes de la Policía Nacional al momento de las detenciones. En la mayoría de los casos, se indicó el allanamiento de los domicilios, alegadamente, sin mediar orden judicial".

Por lo tanto, la CIDH advirtió que "el Estado no estaría garantizando a las personas procesadas el derecho a una defensa legal adecuada, debido a que no cuentan con acceso a sus abogados y representantes legales, y la mayoría se encuentran incomunicadas". 

Además, el comunicado señaló que la Comisión recibió información sobre la realización de audiencias "secretas", sin representación legal, realizadas en instalaciones distintas a los juzgados y tribunales de Managua y señaló la falta de efectividad de los recursos de habeas corpus o exhibición personal presentados.

CIDH precisó haber recibido información y testimonios "que indicarían el empleo desproporcionado de la fuerza por parte de agentes de la Policía Nacional al momento de las detenciones". Literal/Alberto Miranda

PEN-CHILE preocupado por la libertad de expresión en Nicaragua

Por otro lado, PEN-CHILE también realizó una declaración pública en la que denunció mostró su preocupación por "la dictadura brutal de Daniel Ortega en Nicaragua y el arresto de cuatro precandidatos presidenciales, líderes de la sociedad civil y periodistas".

"La defensa de los derechos humanos, en especial las libertades de expresión y de prensa, son valores universales que PEN Internacional ha hecho suyos desde su fundación en 1921. Por este motivo, nosotros, escritoras y escritores de PEN-Chile, nos sumamos a esta causa…", precisó el documento público.

Lea más de Literal: Nicaragua: 31 casos de violaciones a la Libertad de Prensa en mayo

Deterioro de la situación de derechos humanos en Nicaragua

Finalmente, la CIDH reafirmó que "desde el inicio de la crisis en 2018, la situación de derechos humanos en el país ha seguido deteriorándose, en un contexto de impunidad generalizada y el prolongado quebrantamiento del Estado de Derecho". 

A la vez que recordó que hasta la fecha, la "respuesta violenta del Estado ha resultado en al menos 328 víctimas fatales; más de 2000 personas heridas; más de 100.000 personas que han migrado a otros países, la mayoría de ellas en busca de protección internacional; más de 1600 personas privadas de la libertad, ilegal y arbitrariamente en diferentes momentos de la crisis".

Por último, la Comisión manifestó que de acuerdo con el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, en la actualidad se registran más de 124 personas que permanecen privadas de libertad de manera arbitraria.