En más de alguna ocasión te has encontrado en una situación difícil, como un accidente automovilístico, un medidor de agua potable roto, o el  incendio de un área verde. Inmediatamente, has tomado tu celular para hacer un par de fotografías y las has compartido en tu red social con la información básica de lo ocurrido. Sin darte cuenta has hecho una labor de periodismo ciudadano.

Diversos autores, expertos en comunicación  han planteado, que el periodismo ciudadano es aquel que hace posible la participación activa de las personas que intervienen en todo el procesamiento de la información de interés. En pocas palabras sobre las situaciones que ocurren a diario  y nos afectan a todos.

Seguro te estás preguntando ¿qué beneficio tiene  hacerlo?; pues los estudiosos de la comunicación explican que forma y promueve la opinión pública. Además, puede facilitar la resolución de un problema, pues haces del conocimiento público una situación que probablemente desconozcan las autoridades.

Casos de éxito                                                  

La madrugada del 10 de  febrero 2010,  un terremoto de 8.8 grados en la escala de Richter sacudió Chile y a escasos 20 minutos se dio un maremoto que casi hizo desaparecer algunas zonas costeras del sur de ese país.

A consecuencia de estos desastres naturales, fallecieron cientos de  personas y  se contabilizaron  pérdidas materiales de más de 30 mil millones de dólares. Además, los servicios básicos de electricidad, agua, sistema de comunicaciones y vías de acceso colapsaron.

Ante la falta de información oficial, fueron los mismos ciudadanos que se encargaron de colaborar con los medios de comunicación brindando declaraciones y por otro lado crearon contenido en las diferentes plataformas sociales como Facebook.

De esta manera todo el país logró tener noticia de los lugares más recónditos y los medios tradicionales obtuvieron material para seguir trasmitiendo.

Otro caso de éxito, es el de  “Voluntarios de Vídeo”, una plataforma  creada en 2003 y que tiene  sede en Nueva York.  Su objetivo es empoderar a las comunidades rurales y barrios pobres de la India y convertirlas  en productoras de información mediante vídeos.

En la actualidad este proyecto tiene 248 corresponsales y se contabilizan 3.5 millones de personas beneficiadas con soluciones a sus problemáticas, mediante la exposición de sus problemas mediante videos.

 

 

 

 

 

.