Ante un mayor número de movimiento de la información, es mayor oportunidad de los hackers para tender “trampas” a los usuarios cibernéticos, infectar equipos con virus para robar información confidencial o detener la publicación de determinada información e incluso cambiar el giro de esta.

La crisis sanitaria mundial de Covid-19 es un ejemplo actual, el sitio español de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) entidad que promueve los buenos hábitos en internet ha denunciado que existe un campaña de envió de correos electrónicos con malware.

Esta modalidad de estafa cibernética es conocida como phising y a partir del inicio de la crisis de salud ha aumentado considerablemente, por ello, Literal Periodismo Ciudadano te transmite estos consejos de prevención.

Según han explicado la OSI, los correos electrónicos suplantan empresas y a simple vista son información sobre coronavirus y tienen como objetivo la descarga del archivo para apropiarse de la información. Los mensajes han sido enviados en al menos cuatro idiomas incluyendo el inglés.

Se aprovechan del miedo

Expertos en seguridad cibernética han explicado que los atacantes suplantan páginas web con bastante calidad y aunque existen algunos errores visibles, el miedo y la histeria frente al Covid-19 son los mejores aliados de los atacantes, pues las personas no se detienen a analizar el correo y lo abren.

Alerta de la OMS

Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha emitido un comunicado de alerta ante los continuos ataques cibernéticos.

“Si alguien te contacta, ya sea una persona u organización que parece la OMS, verifica su autenticidad antes de responder”, refiere el comunicado.

La organización explicó que están apareciendo “emails maliciosos” que aparentar provenir de la organización  en los que piden dar clic a un enlace o descargar un documento adjunto malicioso.“Cuidado con los criminales” ha insistido la OMS.

Para evitar ser víctima de este tipo de estafas se pide a los usuarios tener mucha precaución al recibir correos electrónicos y antes de abrirlo verificar la procedencia.

Además de los correos electrónicos ha crecido el número de aplicaciones que llevan un recuento de los casos de coronavirus en el mundo, pero una vez descargadas se instala un programa llamado “CovidLock” que bloquea el dispositivo y luego piden un rescate para desbloquearlo.

Ante esta situación la principal recomendación es no descargar app que no estén certificadas por las tiendas App Store o Play Store.