Los “delivery” o entregas a domicilio son los negocios que más auge y requerimiento han tenido durante la crisis sanitaria de 2020, debido a que facilitan a los usuarios la adquisición de productos con menor exposición al coronavirus.

“Un Volado”, es uno de muchos emprendimientos de entregas a domicilio que surgió en busca de solventar la necesidad de envíos en el país.

Sus propietarios son dos jóvenes universitarios que decidieron implementar este servicio en la Meseta de los Pueblos Blancos, donde han tenido una buena aceptación.

Crisis y oportunidad

María José Flores Carballo de 22 años, estudiante de Administración de Empresas, originaria de Niquinohomo; y Junior José Quintanilla de 21 años, estudiante de Ingeniería Eléctrica originario de Catarina; son los propietarios.

Este emprendimiento nació hace 3 meses bajo la concepción de visualizar la crisis sanitaria como una oportunidad, en un territorio donde nadie había concebido la idea. 

“Yo le comentaba a ella (María) que lo podíamos hacer como un medio de apoyo a la población para hacer más fácil sus compras. Entonces decidimos hacerlo y tomar todas las medidas de precaución. Vimos la crisis como oportunidad, decidimos tomarla y arriesgarnos”, señaló Quintanilla.

Antes de llevar a cabo un negocio es importante conocer cómo se desarrolla el entorno. Literal/Pixabay

Aplicar conocimientos y usar redes sociales

Otro factor importante que Flores y Quintanilla tomaron en cuenta, fue poner en práctica los conocimientos que han adquirido durante sus carreras.

“Soy estudiante de Administración de Empresas. Los conocimientos que he adquirido durante el curso de mi carrera han sido esenciales. Igualmente el manejo las redes sociales para la publicidad de mi servicio han sido fundamentales como herramientas ya que es una forma de contacto”,  explicó Flores.   

Ambos emprendedores están conscientes de que entrar al mercado con un producto o servicio requiere estar a la vanguardia de nuevos modelos de negocios y de los nuevos canales de comunicaciones que surjan y que sean más adecuados para que el producto o servicio llegue a su público meta.

Flores refirió que como equipo se encuentran constantemente estudiando y esforzándonos por llegar a ser un servicio regional, que ayude a resolver problemas y necesidades de las personas.

Te puede interesar: Lo que debés saber si estás pensado en convertirte en periodista freelance

Las recomendaciones del experto

Generalmente, las personas que quieren y deciden emprender un negocio, lo inician en un momento en el que el país donde se localizan, se encuentra política, económica y socialmente estable. Es decir en condiciones óptimas.

Es inusual emprender cuanto el contexto en el que se rodean los potenciales emprendedores se torna inestable y sobre todo cuando existe una emergencia sanitaria global; todo esto conlleva  miedo al fracaso.

Pero, ¿cómo puede funcionar de manera efectiva el emprender un negocio en tiempos de crisis?

Roger Solórzano Canales, catedrático universitario, máster en Comunicación Integral y Comunicación Estratégica habló con Literal y brindó recomendaciones importantes para quienes pretenden comenzar un nuevo negocio en tiempos de crisis.  

Visualizar la crisis como una oportunidad

Solórzano manifestó que se debe observar qué es lo que la gente necesita, y luego buscar alternativas para resolver esa necesidad, tomando en cuenta las posibilidades que nosotros como potenciales emprendedores tenemos para crear u ofrecer un producto o servicio es esencial.

Esto quiere decir que, la capacidad de descubrir las nuevas necesidades de las personas en circunstancias nuevas y tomarlas como una opción a emprender, pueden ser claves para el éxito en un emprendimiento.

El uso de las redes sociales y la publicidad son aspectos que no se deben descuidar. Literal/Pixabay

1. Llenar una necesidad con una oferta

“Si se tiene la capacidad técnica, es decir la capacidad humana o mecánica para realizar el producto o servicio, la capacidad intelectual para realizarlo, los recursos económicos para ejecutarlo. Si todo coincide, entonces se puede pensar en un emprendimiento que tiene posibilidades de éxito”, indicó Canales.

Por tal razón, es importante analizar las capacidades reales, tanto en recursos monetarios, técnicos, humanos e intelectuales para proceder con la idea, se es más fácil pasar a la práctica y eso requiere de una evaluación más allá de la creatividad, puesto que es un proceso más racional.

2. Establecer comunicación con el público meta

El especialista enfatizó, que se debe establecer comunicación con los públicos metas y entender las diversidades de criterios.

Una vez que se haya iniciado la comunicación, se debe estar pendientes de observar diferentes opiniones del público meta para incluir esos aspectos en las rutinas de producción, es esencial para que el producto o servicio pueda distinguirse de la potencial competencia, advirtió Canales.    

Le puede interesar: Las claves del copywriting y cómo redactar con creatividad

3. Evaluar si hay demanda sustantiva en el mercado

Según el especialista, muchas veces los emprendedores tienen una idea súper genial. Y,  entienden que les va ir bien desde su concepción. Pero, ¿hay en realidad mercado?, ¿En realidad hay potenciales clientes, nichos de mercados como para que la idea de emprendimiento vaya a tener éxito? cuestionó Solórzano.

Esto es parte de un proceso analítico que nos llevará a una buena decisión mediante el estudio y cuestionamiento, apuntó el experto.

4. Aliados estratégicos

Otro aspecto importante que  destacó Canales, es buscar aliados y aliadas que nos complementen.

Quiere decir que se tiene la habilidad de confeccionar o fabricar un producto que en el momento puede ser muy demandado, pero no existen las capacidades intelectuales para estructurar el diseño de negocio a esa idea. Es ahí donde se necesitan a otras personas que complementen nuestro proyecto.

5.Evaluar la competencia y hacer uso de las TIC´s

Según Solórzano, se debe evaluar quiénes están haciendo algo igual o parecido a lo que nosotros queremos emprender o que ya emprendimos.  

“Gracias a la sociedad del conocimiento y las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC´s),  podemos ahorrar mucho tiempo en procesos, al ponerlas en práctica y adecuándolas a nuestra dinámica”, manifestó Canales.

Llevar un control de costos es esencial en cualquier emprendimiento. Literal/Pixabay 

6.Dar a la comunicación el lugar que merece

Canales describió que “esto se refiere a que los individuos que deciden emprender, se preocupan más por los canales por los cuales quieren llegar a su audiencia meta y descuidan a su público en sí.

Es decir redes sociales y demás, sin embargo no se preocupan si realmente están conectando con su público.

7. Canales de comunicación apropiados

Roger Solórzano finalizó explicando que para emprender debemos estar pendientes sobre los nuevos canales de comunicación que resulten más apropiados y así nuestro producto o servicio llegue a la potencial audiencia.