Quizás pase desapercibido, pero poco a poco Nicaragua se va desarrollando en la realización de cine de ficción nacional. Durante las últimas décadas se han realizado películas como La Yuma, La Pantalla Desnuda y próximamente el largometraje "La hija de todas las rabias", dirigida por Laura Baumeister.

Pero qué implica y cuáles son los retos para realizar producciones cinematográficas en un país golpeado por muchos años de manera económica, sociopolítica y actualmente por la crisis sanitaria por coronavirus.

Sin recursos y sin academia de artes 

Rossana Baumesister, mercadóloga, actriz y productora nicaragüense de cine, consideró que los principales retos para realizar cine en Nicaragua son las dificultades presupuestarias, porque no hay muchos fondos de estímulo a la realización cinematográfica y tampoco cultura empresarial para apoyar este arte.

Agregó que el segundo reto consiste “en que no hay escuelas de cine en nuestro país, entonces a la hora de hacer una película aquí no hay una industria formada y establecida como en México”, lamentó.

Le puede interesar: Fritanga Digital: un podcast con sabor a Marketing

Según Baumeister los tiempos de grabación son extensos y se deben resolver problemas en tiempo récord ya que no se tiene un equipo técnico completo y capacitado, puesto que, "cuando estas aprendiendo mediante los proyectos al mismo tiempo formas a otros".

“Por el mismo motivo de no haber industria, no hay tarifas establecidas de los honorarios del equipo técnico”, refirió Baumeister.

A pesar de las dificultades para la producción de cine, existen producciones de gran calidad. Literal/Pixabay

 Implementación de escuelas de cine y políticas de estado

La cineasta expuso que la cultura de ver cine en Nicaragua no se inclina al cine de autor que realizan los cineastas pinoleros, lo que resta rentabilidad al esfuerzo que hacen los artistas por producir cine.

Baumeister señaló que para que un país desarrolle la industria del cine se deben abrir escuelas de cine e implementar políticas de estado que estimulen y respalden su realización, ya que es una manera en que el sector empresarial destile fondos a proyectos cinematográficos.

“Al haber escuelas, tienen que haber políticas de estado que incentiven la producción cinematográfica, entonces, escuelas más políticas de estado generan que el poder económico apoye con recursos monetarios estos proyectos", señaló. 

También: Infografías y el arte de complementar un texto periodístico

Estímulos para la producción

La cineasta ejemplificó que en México hay políticas fiscales que proponen que empresas en vez de pagar impuestos ponga fondos para financiar proyectos cinematográficos mediante Eficine, donde participamos para obtener fondos para realizar “La hija de todas las rabias”.

“Son estímulos para que el sector empresarial ponga el dinero y a la industria de cine para que puedan ejecutar las películas, y a la par están las escuelas que generan equipo técnico capacitado para incursionar de manera óptima", dijo.

Bumeister lamentó que esos estímulos carecen en Nicaragua, ya que se considera a la industria como un nicho en lo que no vale invertir.


Rossana Baumeister actualmente se encuentra produciendo el filme ¨La hija de todas las rabias¨  una coproducción de Nicaragua, México, Holanda, Francia y Alemania. Se trata de un  proyecto que ha obtenido tres premios en el Festival de San Sebastián. Literal/Cortesía

La sorpresa del coronavirus

A La mayoría de nicaragüenses la crisis sanitaria por coronavirus los tomó por sorpresa y las producciones cinematográficas no son la excepción.

Bumeister  refirió que el equipo técnico de "La hija de todas las rabias" se encontraba en la fase de pre producción buscando a actrices y actores para el filme cuando se reportó la primera ola de contagios por coronavirus en Marzo de 2020.

“Tras una serie de análisis retomamos la etapa de selección de protagonistas a inicios de agosto de manera virtual en donde nos fue bien, ya que tenemos a nuestros protagonistas”, narró la cineasta.

De igual forma Rossana Baumeister hizo énfasis en la importancia de analizar cómo será producir cine en la nueva realidad por las consecuencias negativas que la crisis sanitaria trae consigo a nivel mundial.

De Literal: Seis estrategias para empezar a superar las dificultades de la educación en Nicaragua

Las oportunidades de producir cine en Nicaragua

Finalmente Baumeister, expresó que no todo es un panorama oscuro dentro de la realización cinematográfica en nuestro país, pues al ser un escenario de recursos muy limitados, esto provoca que las producciones sean muy estratégicas en cuanto a su planificación. 

"En países como el nuestro donde el dinero para hacer cine es un problema te obliga a realizar recortes de presupuesto muy grandes donde se priorizan las cosas con más importancia para el proyecto, entonces, esta situación hace que salgas de tu zona de confort de manera que se desarrolla creatividad grupal  y estrategias en ese sentido. De igual forma, te motiva a desarrollar con mucho amor y paciencia este oficio”,  enfatizó Rossana Baumeister.