Según la Real Academia Española (RAE), un antivirus es un programa que detecta la presencia de virus y puede neutralizar sus efectos. Es una aliado innegable de quienes utilizamos dispositivos electrónicos, sobre todo computadores.

Si un virus se aloja en un computador estamos expuestos a la pérdida de rendimiento de nuestro procesador, eliminación de archivos, alteración de datos e información confidencial. Todo queda expuesto a personas no autorizadas y estamos arriesgando que ocurra una desinstalación del sistema operativo de nuestros dispositivos. 

La llegada de los virus 

En la década de los 80, las computadoras  ganaron popularidad y fue en ese momento que los desarrolladores de virus iniciaron sus ataques. Para el año de 1984, Frederick B. Cohen, un científico informático acuñó por primera vez el término virus informático en uno de sus estudios definiéndolo como “programa que puede infectar a otros programas incluyendo una copia posiblemente evolucionada de sí mismo”.

Lea también: Te contamos qué es inteligencia artificial y cómo funciona

Para el año 2005, aumentaron los virus que buscaban ganancias millonarias, los encargados de robar información relacionada con las transacciones comerciales y datos bancarios del usuario infectado. Solamente de este tipo existen miles de variantes dado que los creadores, para dificultar su detección modificaban permanente el código de los mismos.
 
En la actualidad se contabilizan más de 10, mil virus informáticos de diversos tipos que cada día van perfeccionándose e infestando decenas de equipos. 

El primer virus se llamó Creeper, con el se buscaba experimentar cómo se extendía de un ordenador a otro y no causaba daño. Literal/Pixabay

 El trabajo de los antivirus

Es importante destacar que existen tres tipos de antivirus: los preventores, los identificadores y descontaminantes. El preventor que generalmente permanece en la memoria de los ordenadores y monitorea las acciones y funciones del sistema. Por otro lado, los identificadores rastrean secuencias de códigos específicos vinculados con dichos virus.
 
Además: Pinpoit, la herramienta de Google para periodistas que ofrece un universo de información verificada

Finalmente los descontaminantes se especializan en limpiar un sistema infectado, a través de la eliminación de programas malignos. El objetivo principal de este tipo de virus  es que el sistema vuelva a estar como en un inicio.
 
La importancia de los antivirus 
 
Aunque a simple vista la compra de un antivirus parezca innecesaria, esta debe ser priorizada para así mantener a salvo la información que manejamos y también nuestros equipos que ante un fuerte ataque pueden quedar inutilizables. Entre las ventajas de utilizarlos de forma correcta está:
  • Eliminación de virus y protección que detiene las amenazas “online” antes de que infecten el equipo.
  • Identificación y bloqueo de las nuevas amenazas de forma rápida.
  • Se inicializan y se ejecutan rápidamente de forma autónoma.
  • Brindan alerta si las aplicaciones y los archivos son seguros o pueden disminuir el rendimiento del ordenador o bloquearlo.