Han pasado 105 años desde la muerte de Rubén Darío, reconocido en el mundo como el "Príncipe de las Letras Castellanas" y padre del Modernismo. Si bien el poeta es recordado por su obra literaria y poesía, dejó grandes huellas en el ámbito periodístico y Literal te recomienda varios libros para conocer de primera mano la calidad narrativa del bardo.

Darío murió el 6 de febrero de 1916 en León, a la edad de 49 años. Fue sepultado en la catedral de esa ciudad al occidente de Nicaragua, el 13 de febrero.

Sus honras fúnebres transcurrieron con mucha solemnidad y fue un entierro donde se mezcló el pesar y el dolor por la brillante carrera que se vio opacada por una cirrosis hepática.

La tumba de Rubén Darío está junto al altar en la catedral y es custodiada por una impresionante escultura de un león doliente, que fue realizada por el escultor granadino Jorge Navas Cordonero. 

Lea más de Literal: Libros que debés conocer si te apasiona el mundo de la escritura

El lado periodístico de Rubén Darío

Darío es considerado el padre del Modernismo como movimiento literario en Iberoamérica que se inició con dos de sus obras: "Azul" (1888) y "Prosas Profanas" (1896); la primera es una recopilación de poemas y prosas escrita cuando estuvo en Valparaíso, Chile.

Rubén Darío es más conocido como poeta, pero tuvo momentos muy importantes como periodista, que según sus estudiosos, fue una de las fuentes que alimentó su literatura y además el oficio que le brindó estabilidad.

La crónica fue al parecer su más grande pasión en este ámbito literario. Los estudiosos de su obra coinciden en que “el periodismo era su profesión y la poesía su pasión”.

Hemos publicado: 8 libros sobre gramática y periodismo de Álex Grijelmo que te pueden interesar

Periodista del mundo 

Como reportero tuvo importantes experiencias y fue reconocido como periodista global por la calidad de su pluma, la precisión de sus datos y la visión social.

En Nicaragua escribió para los diarios El Ferrocarril y El Porvenir, también en el Termómetro de Rivas y en otras publicaciones de León y Managua.

Diarios de Guatemala, El Salvador y Chile reconocieron el extraordinario don de Rubén al escribir y por 20 años fue parte del staff de La Nación, Argentina. “La Mamá Nación”, solía llamarle.

Expertos darianos indican que dos tercios de la obra de Darío se compone de textos publicados en periódicos, otros sostienen que más del 50% de la producción del poeta es prosa, en especial periodística.

Lee más en LiteralEl legado de la escritora y periodista Oriana Falacci

Un periodista innovador y multigénero

De Darío se dijo que fue un maestro de la crónica, sobre todo de sus viajes por todo el mundo. También lo fue en la redacción de otros géneros de largo aliento como las semblanzas, el artículo de opinión, el editorial, la entrevista y la reseña crítica

La combinación de los géneros, su profundo bagaje cultural y su extraordinaria capacidad narrativa, lo ubicaron como uno de los periodistas literarios más completos de la época en idioma español

Ejerció el periodismo durante casi toda su vida, empezó a publicar desde que era un jovenzuelo en Nicaragua, trabajó como corresponsal y freelance para periódicos de Centroamérica, Latinoamérica y España.

Más en Literal: Diez libros que debes leer si te interesa el periodismo

Sus obras periodísticas

Fue redactor, fundador y director de diarios, revistas, semanarios y gacetas, no existía en lengua española un medio importante de la época que no haya publicado sus trabajos.

Fue corresponsal en Europa casi un cuarto de siglo, dando origen con sus combinaciones genéricas a esa técnica que luego sería reconocida como El Nuevo Periodismo, donde se cruzaban las fronteras entre el periodismo y la literatura

Su legado periodístico es vasto, pero poco apreciada en los círculos literarios:

Los raros (1896), España contemporánea, Peregrinaciones (1901), La Caravana Pasa (1902), Tierras Solares y Tierras de Brumas (1904), Opiniones (1906), Parisina (1907), Viaje a Nicaragua e Intermezzo Tropical (1909), Letras (1911), Todo al Vuelo (1912), Historia de mis libros (1913) y Autobiografía (1915).