A través de la historia la ciencia ha hecho posible el desarrollo y crecimiento de la humanidad. Aunque el rol de las mujeres ha sido relevante, este no es reconocido como tal. Estamos en el 2021 y la desigualdad de género sigue presente en la ciencia y tecnología.

Con el fin de reconocer y crear espacios para las mujeres, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) estableció que el 11 de febrero de cada año se debe celebrar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Hemos publicado: Esfuerzo y perseverancia: las claves del éxito de la periodista Jennifer Ortiz

Por medio de la resolución 70/212, aprobada el 22 de diciembre del 2015, invita a todos sus Estados miembros a celebrar con “actividades de educación y sensibilización pública”.

El diario El País muestra que para 2019 el 28,5% de las matrículas en carreras científicas eran de mujeres. Los entornos educativos no muestran a las niñas que pueden acceder a carreras relacionadas con la ciencia. Por esto las mujeres estudiando para hacer ciencia son menos que la cantidad de hombres. Literal/ Tomada de Pictoline

 Mujeres de ciencia en la historia

Ciencia y mujeres siempre han existido. En la historia de la humanidad muchas han hecho crecer la ciencia, unas ocultas tras identidades masculinas y en otros casos hemos conocido sus inventos tras ser robados por hombres. Son pocas las científicas que han alcanzado el reconocimiento y mérito por su labor.

Marie Curie, es la primera ganadora de dos Nobel: en 1903 el Premio Nobel de la Física y en 1911 el Nobel de la Química. El primer reconocimiento lo obtuvo por descubrir los elementos radioactivos y el segundo por sus estudios acerca del radio y sus compuestos.

Rita Levi-Montalcini, en 1986, ganó el Nobel de la Fisiología y Medicina, junto a Stanley Cohen, por ser los primeros en descubrir un factor de crecimiento en el sistema nervioso. Dorothy Crowfoot Hodking, ganó el Nobel de química en 1964 por la determinación de estructuras en sustancias biológicas a través de rayos X.

De acuerdo con la revista National Geographic, después de Curie más de 50 mujeres han ganado el galardón en las distintas categorías que el premio ofrece.

A pesar de la existencia de leyes y reglamentos el mundo laboral existe una brecha salarial entre hombres y mujeres, así como insensibilidad hacia la maternidad. Literal/ Pixabay

Ciencia y la brecha de género

En el combate contra la pandemia del Covid-19, el trabajo de las mujeres ha sido fundamental. La UNESCO afirma que el 70% del personal médico y de asistencia social ante la pandemia, han sido mujeres.

ABC news, presentó en diciembre del año pasado a la doctora Kizzmekia Corbett, quien ha sido “clave” en el descubrimiento de la vacuna contra el Covid-19. Corbett fue parte del equipo creador de una de las vacunas aprobadas con un 90% de efectividad.

Además: Comunicación para el cambio social: la ciudadanía como protagonista

Actualmente son más las mujeres que se abren campo en la ciencia y tecnología, después de décadas de lucha por la igualdad de género. Hay avances, pero la disparidad entre hombre y mujeres sigue presente.

Según datos de UNESCO solo el 30% de los investigadores a nivel mundial son mujeres. La capacidad de las mujeres no está en duda, es la capacidad del sistema que aún no propicia los espacios adecuados para las mujeres de ciencia. El reto está en eliminar la brecha de desigualdad y que las oportunidades se creen pensando en seres humanos, no género.