Ser periodista en Nicaragua significa manejar la carga del trabajo, el estrés, la inseguridad, la incertidumbre, lidiar con el miedo y el peligro; al mismo tiempo que intentas garantizar la estabilidad y la subsistencia del trabajo en un contexto hostil y volátil.

No es tarea sencilla y normalizar esa cotidianidad se traduce en el deterioro constante de la salud mental, tal y como lo expresan en sus redes sociales y conversaciones los periodistas nicaragüenses.

Sin embargo, la gestión del propio bienestar es una de las responsabilidades individuales más importantes. Por eso, en Literal - Periodismo Ciudadano, te presentamos algunos ejercicios que puedes poner en práctica para atender tu salud mental en función del quehacer periodístico.

Lea más de Literal: Principio de presunción de inocencia: de qué se trata

Desconéctate de las redes sociales

Cuando no estés de turno o tengas algún tiempo libre, evita estresarte leyendo post en redes sociales o noticias relacionadas al contexto sociopolítico del país. Mejor pon boca abajo tu celular y lee un libro o cocina una nueva receta.

Desconectarse de las redes sociales no es un pecado. Por el contrario, es necesario darte tu propio espacio y medir el flujo de información que procesa tu mente para evitar abrumarse con "malas noticias".

Intenta tomar un respiro de las redes sociales. Literal/Pixabay

Realiza ejercicios de respiración

Es cierto que a veces no podemos permitirnos el "lujo" de desconectarnos de las redes sociales. Cuando eso suceda asegúrate de tomar, como mínimo, un pequeño espacio para respirar y gestionar tus emociones.

Atrévete a pausar la redacción de esa nota que estás escribiendo e intenta respirar profundo al menos unas cinco veces. Aunque no lo creas, tomar pequeños descansos nos da claridad mental y con ello puedes evitar colapsos nerviosos.

Hemos publicado en Literal: ¿Cómo debe ser el vocabulario empleado en la redacción de noticias?

Dedica tiempo a tus seres queridos

Otra medida que sin dudas te ayudará al autocuidado, es destinar parte de tu tiempo para compartir momentos de calidad con las personas que consideres pilares de vida.

Ya sea que elijas a tu familia o a tus amistades más cercanas, permítete vivir  momentos agradables y tranquilos. Recuerda que no todo debe girar en torno a las crisis políticas, sociales o económicas.

El apoyo de tu circulo cercano es impresindible para la contención emocional durante crisis. Literal/Pixabay

Ejercita tu cuerpo

Esta última alternativa requiere de mayor organización y tiempo, pero es necesaria para garantizar no solo la salud física, sino también la mental, puesto que practicar ejercicios es una forma de canalizar emociones y sentimientos.

No tienes que ir al gimnasio por tres horas, basta con salir a correr unos 45 minutos y despejar tu mente de pensamientos negativos.

Por último, no intentes poner excusas, al final se trata de tu propio bienestar, si no tomas acciones por vos mismo, nadie más lo hará.