Seguro que al navegar por internet e ingresar a un sitio web te has encontrado con las llamadas "Cookies" o galletas informáticas que te invitan a darle click a y aceptar sus condiciones. Pese a su abundancia muchos no saben qué son y cuál es su utilidad. Por eso en este artículo Literal - Periodismo Ciudadano te explicamos qué son y cómo funcionan.

En teoría las cookies son pequeños archivos de texto que un servidor web instala en tu computador o celular a través de una aplicación Flash o a través del navegador (sea Internet Explorer, Firefox, Chrome o Safari).

Cada cookie es única y sólo el servidor que la ha instalado puede leer su contenido. Su principal función es lograr que las webs te recuerden, pero el objetivo varía según el tipo de cookies.

Lea más de Literal: Google Actívate, la plataforma que te enseña sobre tecnología

Tipos de cookies

Existen "cookies de sesión" que funcionan temporalmente durante la visita al sitio web, por lo tanto se borran al cerrar el navegador.

También hay "cookies persistentes" que trabajan durante varias visitas con el fin de almacenar datos sobre tus preferencias y ofrecer una experiencia personalizada o bien para mostrar anuncios, según la ubicación o los hábitos de navegación.

Además existen las llamadas “cookies de primera parte”, las cuales son instaladas por la web que estás visitando. Otro tipo son las “cookies de tercera parte”, que son instaladas por una organización distinta a la del propietario de la web que estás visitando.

Finalmente están las "cookies de flash" que es instalado por Adobe Flash Player a través de su reproductor para que las webs puedan mostrar vídeos o juegos.

Una de las funciones principales de las cookies es recabar información para posicionar banners publicitarios de acuerdo a los intereses de cada usuario. Literal/Pixabay

La utilidad de las cookies

Las “cookies de tercera parte” son empleados por organizaciones como Google Analytics para recopilar datos y generar estadísticas sobre el número de visitas, el tiempo medio de una visita, cuáles son las páginas más visitadas, entre otras informaciones. 

Por lo tanto realizan seguimiento con fines estadísticos sin recoger datos de carácter personal. Estas informaciones sirven para optimizar los sitios webs y ofrecer contenidos en base a tus intereses.

Le puede interesar de Literal: Nuevas tecnologías para combatir la censura y el espionaje 

Configuración de las cookies

Sin embargo, los usuarios pueden configurar si prefieren o no que estas cookies recojan datos sobre sus navegaciones. Para evitarlo puedes gestionar todos los tipos de cookies (excepto las de flash) desde tu navegador, en la sección de preferencias u opciones de privacidad.

Puedes desactivarlas del todo para que tu navegador no permita que se instale ninguna cookie o bien puedes aceptar las que provengan de determinadas webs que respeten la privacidad de tus datos.

Si quieres eliminar la publicidad originada por las cookies de tercera parte, también tienes la opción de instalar en tu navegador un plugin como Adblock, para bloquear los anuncios. Finalmente puedes gestionar las cookies instaladas por Adobe Flash Player desde la web de Adobe.